Un poco de historia...


La Hermandad de la Santa Cena Sacramental de Linares la fundan personas vinculadas al sector comercial, pero sin olvidar tampoco algunos industriales. Su fecha de Nacimiento concretamente sería en mayo de 1928, aprobándose sus primeros estatutos meses más tarde por el Excmo. e Ilmo. Obispo de Jaén D. Manuel Basulto, fusilado en 1936.

 

Su primer recorrido penitencial lo realiza al siguiente año, concretamente , el 24 de Marzo. Sus primeras Imágenes las realizó el escultor José Pérez Grégori, muy vinculado a los escultores levantinos Estellés (autor de varias obras en la ermita de Linarejos y de las Imágenes del Descendimiento del Señor) y Juan Bautista Palacios (autor de la actual imagen del Prendimiento). Pérez Grégori se basó para realizar la Santa Cena Sacramental en la Obra del genial Salzillo.

 

Las Imágenes hasta su destrucción el 22 de julio de 1936, se veneraban en la Capilla de San Isidro y eran llevadas en un trono realizado en madera por el tallista aficionado, de origen almeriense, Victoriano Ríos Soler, cuya profesión real era la de electricista de la Compañía Benjamol.

 

En 1930 tenía la Cofradía unos quinientos hermanos que usaban túnica de lana blanca con capa y caperuz de tisú de oro y en el lado izquierdo de la capa, a la altura del hombro, llevaban bordado en tela de raso roja un cáliz, costando la túnica en aquellos tiempos la importante cantidad de 300 pesetas.

 

Ese año, en la estación de Penitencia que recorrió las calles de la ciudad, sus hermanos portaron cirios eléctricos. Igualmente, para esa ocasión, poseían en su patrimonio cuatro artísticas farolas de cristal de imprimé.

 

En 1929 para su estación penitencial, la Hermandad contrata a la Escuadra de Regimiento de Húsares de la Princesa con guarnición en Madrid. Estos al año siguiente (y ya contratados por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad) actuaron en el resto de los desfiles de la Semana Santa linarense.

 

En su último desfile procesional anterior a la Guerra Civil, en 1931, repartió la Hermandad, como era costumbre desde su fundación, 3.125 kilos de pan entre los necesitados, donativo que se costeaba por los miembros de la Junta de Gobierno.

 

El primitivo paso estaba alumbrado por cien tulipas de gas de acetileno y veinticinco eléctricas,, apoyadas en candelabros e hileras realizadas en el taller linarense de Vallverdú, innovación que supuso un cambio de concepto en el alumbrado de los tronos de la época. El paso desde su origen era llevado a ruedas y estaba montado sobre un chásis de automóvil.

 

Su primera junta de gobierno y única hasta su reorganización posterior estaba formada por: Juan Pardo Navarro, presidente nato; Antonio Lara Pardo, capellán; Antonio Córdoba Navarro, alférez; marqués de Busianos, hermano mayor; Francisco Cózar López, secretario; Juan Mingorance, tesorero contador y cuarenta vocales más.

 

Terminado el Conflicto Nacional, la hermandad se volvió a organizar el 19 de julio de 1955.

 

El nuevo hermano mayor, José Pedregosa, firmaría el contrato definitivo, 19 de julio de 1956, donde el Escultor Cántabro, incluyó, además, pero como obsequio, una imagen del ángel Custodio, que tendría como fin, hacer de cruz de guía, cuyo modelo para su realización fue un niño linarense que el escultor encontró de casualida, en la plaza de Santa Margarita.

 

Nuevamente, serían los comerciantes, acompañados por la banca y algunos industriales, los que darían este paso tan importante. José Córdoba Sánchez, el nuevo hermano mayor, será el que firme un precontrato con Víctor de los Ríos, 1 de agosto de 1955, para la realización de todas las imágenes por el precio de 300.000 pesetas. éstas tuvieron como modelos a presos de Carbanchel, y a amigos personales del escultor.

 

En 1957 la hermandad realiza su estación de Penitencia acompañada, de forma excepcional, por una Cuádriga y unos romanos a caballo, que Víctor de los Rios prestó para solemnizar el gran acontecimiento. Las imágenes eran llevadas sobre un trono de madera de okumé, trabajada por Calbache y tallada por Guillermo Francoso, con alguna ayuda de Felipe Moya.

 

En los años siguientes se van adquiriendo diferentes enseres, formándose principalmente la sección de trompeteros, y en 1960 la hermandad estuvo a punto de trasladarse a la Parroquia de San Agustín por problemas de espacio.

 

Nueve años más tarde, la junta de Gobierno le encarga a Víctor de los Ríos un boceto para la adquisición de la imagen de una Dolorosa, proyecto que al final, se abortó.

 

En 1975 se creará la banda de la Hermandad, desapareciendo la sección de trompeteros, que luego se recuperarían en 1996 pero no sólo para el paso de misterio, sino también para el de palio.

 

En los años ochenta se restaura la imagen del Ángel Custodio por Berlanga, que sería sacado en 1983 a porteadores, y posteriormente la figura de Cristo por Muñoz Arcos, de forma desafortunada, lo que dará lugar a que José Ajenjo la restaure de nuevo conjuntamente con los doce apóstoles.

Esta cofradía desde siempre se ha significado por su grandiosidad en la calle y en estos últimos años tenía como meta la adquisición de una Virgen, la cual se conseguirá en 1990, concretamente el 12 de mayo cuando se visita al escultor Luis Álvarez Duarte.

 

El siete de diciembre la imagen estaba en Linares y sería bendecida al día siguiente bajo la advocación de Nuestra Señora de la Paz. En la Semana Santa de 1991, sobre un paso provisional realizado por Roberto Romero, saldría por las calles linarenses. Para esta ocasión, la Virgen llevó una corona prestada de Nuestra Señora de Guadalupe de Sevilla.

 

Dos años más tarde los respiraderos de su paso fueron sustituidos por los del antiguo paso de palio de la cofradía del Nazareno y en la aTambién se ha reformado el paso del Ángel Custodio y se han adquirido otros objetos que realzan la estación penitencial de Nuestra Hermandad.ctualidad lleva los suyos propios.

 

En el año 2001, la Hdad. de la Santa Cena se ve obligada a salir desde una cochera debido a las obras que en ese año había en la Iglesia de Santa María la Mayor.

 

Son muchos los proyectos en los que se encuentra inmersa esta Hermandad. Sin lugar a dudas, es el proceso de restauración del Paso de Misterio el más importante de todos ellos, pero no es el único, la banda de "La Santa Cena", Banda de Cabecera de la Hermandad, debutó en el año 2004, dejando impresionados a todos los que la escuchaban, ya que en Linares, había que esperar hasta el Jueves Santo para tener una Banda de Cabecera en la calle, el Rescate

 

Bandas de Cabecera, como la de la Borriquilla y la Columna también desaparecieron, con lo que esperamos que sigan el ejemplo de la Santa Cena y podamos volver a gozar de esas bandas de cabecera, porque son únicamente de Linares, y han sido el motivo más importante, junto con otros, de que la Semana Santa Linarense sea considerada de Interés Turístico Nacional.


Los siguientes años la hermandad paso por algunas rachas de altibajos que mermo la estabilidad de la misma... Y llego 2010 con la llegada como hermana mayor de Dª. Mª Dolores Díaz Muñoz entraron tiempo de mucho trabajo y esfuerzo que se consiguió llevar a cabo casi todos los proyectos que la hermandad podia hacerse cargo, se restauro por completo el paso del Angel, adquisición de nuevos enseres, creación de colectivos sólidos en la hermandad, paso el tiempo y con la ayuda de todos en 2014 se consiguió un gran proyecto, cambiar nuestra sede social a una mas renovada, amplia y que cubre todas las necesidades que el cambio de aires necesitaba. Situada en la C/ Alonso Poves, 28. 


En 2015 se celebro elecciones y saliendo elegido el hermano D. Salvador Yebra Beneito siguiendo el camino anterior marcado. En este año consta de buena salud la hermandad aumentando significativamente desde 2010 a 2015 en mas de 250 hermanos.



Una Ventana al pasado...